hospice buen samaritano
hospice buen samaritano
hospice buen samaritano
hospice buen samaritano
hospice
Cómo Colaborar:

Tendiendo Puentes a la Comunidad

Este año como Hospice logramos insertarnos en la comunidad con mayor fuerza. Pudimos hacernos visibles y trabajar en red.   
Es un de nuestros objetivos lograr que los que menos tienen y mas lo necesitan conozcan que existe el cuidado Hospice en Pilar, que es gratuito y que es para ellos.

Por eso no avocamos a irradiar y trasmitir nuestro modelo de Cuidado con actividades de difusión y capacitación dentro de la comunidad, acercándonos a todos aquellos, que pueden estar en contacto con nuestros queridos huéspedes y sus familias en sus barrios, en su realidad, antes de llegar al Hospice.

 Se generaron vínculos fuertes con diferentes actores sociales de la comunidad. Puentes firmes para unir la realidad social y cotidiana de los que sufren con nuestra casa del Hospice donde los esperamos.

Acciones:

  • Salimos al encuentro semanalmente en duplas, visitando a las salas de salud existentes en pilar y alrededores. Asi como pequeños hospitales de localidades linderas como Capilla del Señor. 
  • Difundimos nuestras actividades estando presentes con voluntarios del HBS, en eventos barriales de otras ongs, como “nuestras huellas” que trabajan con microcréditos para mujeres.
  • Realizamos una “Tarde de encuentro” dentro del Hospice para el área social del municipio quienes asistieron dentro de su horario de trabajo con el aval de desarrollo social de Pilar. Representantes de las 24 salas de salud de Pilar estuvieron presentes.
  • Nos sumamos a las salidas mensuales que hace el Municipio a barrios concretos donde llevan por un día todos los servicios a la comunidad. El hospice con sus voluntarios se hizo presente en el barrio de San Alejo y Peruzzotti.   
  • Realizamos las “Primeras Jornadas de Cuidado paliativos y Hospice” en el Concejo Deliberante de la localidad de Pilar destinada a médicos, enfermeros, trabajadores  sociales, cuidadores domiciliarios, psicólogos, terapistas y voluntarios.

Todo este esfuerzo institucional de “salir al encuentro” “que nos conozcan” “que sepan que el hospice existe y está en pilar” trajo muchos frutos. Con mucha alegría nos sorprendíamos cuando al poner como ejemplo a algún huésped en particular, ellos los conocían, sabían su historia y se alegraban de saber que en el último eslabón del servicio,  el Hospice había estado allí para ayudarlos a partir en paz y con mucha dignidad. La ardua tarea de tantas trabajadoras sociales o enfermeras de salitas de salud que nos envían gente, tomó fuerza y se revalorizó a la luz del cierre que cada persona y cada familia que habían podido llegar al hospice y vivir sus últimos días con nosotros.

Pudimos compartir con todos ellos una forma de trabajar diferente. Humanizando las practicas y profesionalizando las intervenciones cotidianas.

Se generaron vínculos con “personas concretas”,  ahora voces y caras conocidas que semana a semana escuchamos en los teléfonos porque nos llaman o porque los consultamos a ellos. Por posibles ingresos, por tramites municipales, por cuestiones psicosociales de difícil resolución...

Se acercaron enfermeros, cuidadores domiciliarios y estudiantes municipales para formar parte del voluntariado. Algo muy valioso para nosotros, por su experiencia y porque sabemos que ellos llevarán el espíritu de trabajo hospice a sus lugares de trabajo.  

Jesús fue guiando cada uno de estos pasos a veces silenciosamente, a veces en forma muy potente. Nos pusimos en marcha con la certeza de su presencia y en su paso fue dejando corazones conmovidos que hoy se suman al servicio con mucha alegría.

Marcela Specos | Directora de la Casa


volver atrás
Hospice Buen Samaritano | Tel/Fax: (0230) 443-3758 | Cómo Llegar | Contáctenos | seguinos en Facebook