hospice buen samaritano
hospice buen samaritano
hospice buen samaritano
hospice buen samaritano
hospice
Cómo Colaborar:

Convivencia Anual de Voluntarios del Hospice 2014 – Por Marcela Specos

convivencia-voluntarios

El sábado 16 de julio, nos reunimos en la Sociedad San Juan, en nuestra “Convivencia Anual de Voluntarios del Hospice 2014”. ¡Qué lindo fue vernos a todos juntos, relajados y sin más pretexto que encontrarnos para decir “Sí” una vez más a nuestra llamada inicial a servir en el Hospice!

No queríamos dejar de compartir la vivencia profunda de ese día e invitarlos a que nos envíen sus testimonios.

Llegamos a la CONVIVENCIA ANUAL sabiendo que es un espacio que se nos ofrece libremente a cada uno, como momento privilegiado para compartir, agradecer y nutrirnos mutuamente.

Es el único día en el año dedicado y pensado “para nosotros los voluntarios”, para llenarnos de entusiasmo y cargar las baterías en Jesús entre todos, para seguir sirviendo un año más.

Por la mañana, iniciamos como terminaríamos: de cara a Jesús, centro y sentido de nuestro voluntariado. Adorando al santísimo todos juntos en la capilla a medida que íbamos llegando y el día comenzaba a tomar calor. Fue un momento muy especial y profundo vivido juntos en su presencia.

Al terminar el día, nos despedimos con la Misa junto a nuestras familias, donde entregamos al Padre Máximo en una hermosa ceremonia, nuestro compromiso firmado, para seguir en el Hospice, un año más. Pudimos recibir su bendición y se nos entregó como símbolo, una hermosa cruz, hecha por los huéspedes de HD para que cada uno la tenga presente cada día del año.

Fue un lujo escuchar por la mañana la charla del Padre Teo, sobre la misericordia de Dios en nuestra vida y nuestro voluntariado, y se nos invitó a aumentar la confianza en cada día de nuestro servicio.

Estuvimos privilegiadamente atendidos todo el día por dos voluntarios “extra Hospice” que vinieron especialmente a servirnos cosas riquísimas para que nadie se perdiera nada. ¡Qué bendición!

Después de haber entregado nuestras intenciones en el rosario, a los pies de la Virgen María, se nos invitó a profundizar nuestro voluntariado una vez más, contándonos las diferentes opciones nuevas para ello: el voluntariado en el HH (Hospice Hospitalario), el voluntariado en HD (Hospice de Día) y el voluntariado en (HE) Hospice al Encuentro. Cada una de ellas, se nos abrió como un lugar más para entregar mensualmente unas horas extras a nuestro turno habitual.

Tanto el HD, el HH, como el HE -que son salidas para la búsqueda de huéspedes a diferentes lugares- son instancias que podemos anotarnos para participar, con sólo venir una vez por mes a alguna de ellas es suficiente, ya que son espacios que no necesitan continuidad de la misma persona de una semana a otra. ¡Estamos todos invitados!

Despedimos y agradecimos la presencia de Sister Teresa en nuestra casa por casi dos años, que nos llenó de luz a nosotros y los huéspedes con su tarea incansable. Compartimos un video lindísimo y escuchamos muy emocionados sus palabras.

También tuvimos espacio para escuchar y conocer a los voluntarios nuevos que han ingresado este año. Y a todos aquellos que si bien estaban hace varios años, no habían podido venir antes a la convivencia para presentarse. Compartimos junto a Matías, las novedades más importantes y el rumbo a seguir de todo el año.

Si bien éramos más de 60 voluntarios, ¡nos hubiera encantado verlos a todos! Esperamos que se pueda el año próximo, ya que del testimonio de cada uno en ese día nos nutrimos todos para seguir animados el resto del año.

Nos fuimos con la certeza en el corazón, como dijo el padre en la misa, de que “hoy Jesús quiere decirles que está muy contento con todos ustedes que lo sirven en el Hospice… Desde el que plancha y nadie lo ve, hasta aquel que ha estado rezando junto a la cama de algún huésped antes de partir a la casa del padre…”, ¡qué grandes palabras! ¡Con cuánta humildad y alegría las recibimos! Al escucharlas, nos pudimos ver frágiles y como niños que se alegran y necesitan que nuestro Padre, a quien tanto queremos, una vez más, nos anime de ese modo. Cuánta cercanía experimentamos, y qué lindo sentirnos todos mencionados y unidos en esas palabras.

Fue un día lindísimo, cargado de entusiasmo, amistad y oración; rezamos por todos los que no pudieron venir y dejamos -una vez más- todo en manos de Jesús, “Dueño y Señor” de este Hospice, para que siga bendiciendo y obrando maravillas.

Jesús, ¡en vos confiamos!


volver atrás
Hospice Buen Samaritano | Tel/Fax: (0230) 443-3758 | Cómo Llegar | Contáctenos | seguinos en Facebook